Durante el verano muchas familias se disponen a irse a vacacionar, dejando sus viviendas solas, esto hace que año con año aumente el robo a casas-habitación. Estas situaciones provocan mermas económicas en las familias mexicanas, pero también te hace entender que la seguridad de tu hogar es vulnerable, más de lo que creías.

Pero es muy factible reforzar la seguridad de tu hogar sin necesidad de invertir mucho dinero en ello. Basta con que le hagas saber a los ladrones que ingresar en tu hogar no será tan fácil, además de contar con elementos mecánicos y electrónicos que refuercen esta idea.

Algunas de las medidas más comunes que tenemos que tomar son:

Verificar que las puertas y ventanas estén bien cerradas, suele suceder que por las prisas estas se queden abiertas.

Por comodidad, a veces, tenemos trucos para ingresar a nuestra casa si olvidamos las llaves. Algo que no debes hacer, como esconder llaves. Si las olvidaste es mejor contar con los servicios de un cerrajero de confianza que te ayude a abrir la chapa.

No abrir la puerta a desconocidos

Mantén discreción respecto la fecha de tu salida, así como cuándo regresarás. En especial en las Redes Sociales.

Coméntale a un vecino de confianza sobre el tiempo que estarás de vacaciones

Entorpece el trabajo de los ladrones haciendo tus accesos difíciles de vulnerar, utilizar cerraduras de la mayor calidad del mercado, para asegurarte que tu casa no sea blanco fácil.

Recuerda que tomar estas sencillas medias te ayudará a evitarte dolores de cabeza.